» Blog » Expedientes Clínicos Electrónicos » Qué buscar en un Sistema de Expedientes Clínicos Electrónicos (ECE): ¿Integra fácilmente sus protocolos de práctica?

Qué buscar en un Sistema de Expedientes Clínicos Electrónicos (ECE): ¿Integra fácilmente sus protocolos de práctica?

Solicite una Demostración

Un sistema ECE de última generación ofrece sistemas intuitivos de soporte de decisiones clínicas (CDSS, por sus siglas en inglés: Clinical Decision Support Systems) para permitir a los médicos tomar mejores decisiones de tratamiento en tiempo real. Las herramientas CDSS toman muchas formas, pero la mayoría de los sistemas ECE no logran abordar adecuadamente esta necesidad. En cambio, como abordamos en nuestro blog de octubre, ofrecen soluciones iguales para todos, soluciones del mismo tipo que no captan los matices de la atención individual del paciente. En pocas palabras, los sistemas ECE sin herramientas CDSS personalizables no pueden satisfacer las crecientes demandas de los profesionales de la salud.

Parte de la solución única y flexible de HarmoniMD® y una de sus competencias principales, son los Documentos Clínicos Electrónicos (DCEs) basados en protocolos. Estos incorporan las mejores opciones de tratamiento y experiencia clínica disponible, lo que resulta en la consistencia de la atención, el cumplimiento de la normativa y la reducción de errores. A través de los DCEs, USTED asigna el flujo de trabajo que desea que sigan sus médicos y brinda orientación sobre las opciones clínicas. En lugar de imponer un diseño a su equipo, ustedes, como expertos en mejores prácticas para su campo, sus centros de salud y su flujo de trabajo, pueden modificar cualquier DCE de nuestra extensa biblioteca basada en años de experiencia clínica, o diseñar uno desde cero.

Los DCEs imitan de una manera muy intuitiva la Ficha del Paciente en papel con la que están familiarizados todos los médicos y enfermeras, al mismo tiempo que integran el apoyo a la toma de decisiones clínicas y los protocolos. A continuación se pueden generar informes para generar un seguimiento fácil de si se siguen o no estos protocolos. Por nombrar solo un ejemplo: los medicamentos que el Comité Ejecutivo Médico recomiendan para una afección específica se pueden enumerar de los más suaves a los más fuertes, lo que permite a los médicos ordenar fácilmente de una lista recopilada con cuidado, con la seguridad de saber que están siguiendo las pautas de los centros de salud y las mejores prácticas médicas. Los informes pueden mostrar cuáles de estos analgésicos se recetan con mayor frecuencia y cuándo un médico decide desviarse de esta lista, informando a la supervisión del médico y la revisión periódica de los protocolos de práctica.

Dado que cualquier información ingresada en un DCE se puede incluir en un informe, la presentación de informes para una variedad de propósitos se adapta fácilmente, incluido el cumplimiento gubernamental, el Control de Calidad y la supervisión. Y dado que la atención está estandarizada, ayudar al usuario con el proceso de captura de datos al estructurar la entrada de información clínica, también lo es la presentación de informes.

Desde dentro de un DCE, los datos se pueden ingresar en la Ficha del Paciente (como órdenes, diagnóstico, signos vitales, alergias, etc.), en lugar de exigir a los médicos que naveguen a diferentes secciones de la Ficha del Paciente (lo que resulta en temibles clics múltiples a través del sistema). En otras palabras, los DCEs guían a un médico a través de la Ficha del Paciente, en el orden específico que su centro de salud, departamento o especialidad considere mejor. De esta manera, los DCEs no solo ayudan a los médicos a tomar decisiones rápidas para aumentar la eficiencia de la atención, sino que también aumentan la consistencia de la atención. Y los DCEs se pueden adaptar a las necesidades únicas de médicos y enfermeras por igual.

Los DCEs críticos para los médicos incluyen Conjuntos de Órdenes específicas de la condición, con órdenes predefinidas recomendadas que pueden ser preseleccionadas u opcionales. Los detalles de las órdenes dentro de estos DCEs están especificados por el equipo clínico responsable del diseño del Conjunto de Órdenes. Un ejemplo es un medicamento PRN ordenado de manera estándar para una afección específica. Este medicamento puede preseleccionarse (completar con datos ya ingresados como la dosis, la ruta y las notas sobre cuándo administrarlo). El médico que solicita la orden ni siquiera necesita hacer clic una vez para solicitar el medicamento: se solicitará automáticamente cuando se firme la orden, a menos que se anule la selección. Otras órdenes preseleccionadas u opcionales pueden incluir pruebas de laboratorio, procedimientos, órdenes de imágenes y actividades de enfermería. Y el DCE también puede contener documentación para signos vitales y otra información clínica que podría capturarse en el momento en que se completa el conjunto de órdenes.

Los DCEs específicamente para enfermeras también son fundamentales para adherirse a los protocolos de práctica. La documentación de enfermería es un área de actividad que a menudo se pasa por alto y que puede afectar directamente la calidad de la atención que reciben los pacientes, las mejores prácticas y el cumplimiento. Estos incluyen atención de heridas, atención postoperatoria, evaluaciones de enfermería, eventos adversos e informes de incidentes, y más.

Los protocolos estandarizados, instrucciones, herramientas educativas, alertas y recordatorios pueden integrarse en cualquier DCE, proporcionando expectativas claras y orientación al personal de cualquier especialidad clínica. Esto mejora la documentación y la comunicación entre los médicos y reduce el tiempo dedicado a esperar que los resultados se transmitan entre los departamentos. Otros DCEs comunes incluyen Evaluaciones de Fisioterapia, Documentación de Transfusión de Sangre, Historial de Ingesta del Paciente, Listas de Verificación de Seguridad Preoperatorias, Formularios de Alta, Informes Operativos / Instrucciones Postoperatorias, Hojas de Tratamiento de Radioterapia, Tratamientos de Hemodiálisis y más.

Sabemos por experiencia que cuando se convierten a DCEs, los tiempos de documentación a menudo se reducen a la mitad mientras se mejora dramáticamente el cumplimiento de las mejores prácticas y los requisitos de informes. Un departamento de Fisioterapia con el que trabajamos redujo su tiempo de documentación en dos tercios, en parte porque pudieron diseñar DCEs para imitar muy específicamente su flujo de trabajo y seleccionar entre una variedad de campos de entrada que funcionaban mejor. (Revise las opciones específicas disponibles en la construcción de DCEs en esta página de nuestro sitio web.)

Su atención al paciente también puede involucrar aspectos únicos que nadie más aborda. Por ejemplo, uno de nuestros clientes realiza un seguimiento de la exposición a la contaminación durante el embarazo y necesita preguntar si el feto ha estado expuesto a la cocina a fuego abierto. Los DCEs satisfacen fácilmente necesidades únicas como esta porque no requieren ninguna reprogramación de la base de datos subyacente. Esto significa que no solo son lo suficientemente flexibles como para documentar cualquier proceso clínico, sino que también se pueden construir y construir rápidamente, en cualquier idioma. Esto se vuelve invaluable cuando las poblaciones de pacientes hablan uno o más idiomas secundarios y necesitan formularios de consentimiento en esos idiomas.

Por favor póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre cómo los Documentos Clínicos Electrónicos pueden ayudarlo a garantizar que sus protocolos de práctica se cumplan de manera consistente en toda su organización. Esperamos con interés escuchar de usted.